24/01/2019 | Veronica Abizanda | 363 Visitas

Test con usuarios: qué es y pasos a llevar a cabo

Entender a los clientes (consumidores finales) es vital para conseguir un proyecto exitoso y alcanzar los objetivos de negocio marcados. Es necesario conocer qué es lo que necesitan nuestros clientes, qué desean conseguir y qué les impide hacerlo de forma satisfactoria: qué problemas se encuentran a la hora de manejar nuestro producto o servicio y cómo podemos resolverlos.

Para descifrar estas incógnitas, lo mejor es preguntar a nuestros clientes. Existen múltiples técnicas para obtener información por parte de los usuarios acerca de un producto o servicio. Hoy en el blog nos vamos a centrar en los tests con usuarios.

Qué son los tests con usuarios

Los tests con usuarios son una prueba que nos permite recoger información cualitativa para entender, principalmente, cómo y por qué los usuarios utilizan un producto.

Durante el test se pide a los usuarios realizar una serie de tareas para interactuar con el producto, lo que nos permite descubrir:

  • Cómo navegan por el producto
  • Por qué llevan a cabo ciertas acciones
  • Qué problemas se encuentran
  • Qué valoran positivamente
  • Qué funcionalidades o aspectos echan en falta

Estos insights, entre otros, nos permiten mejorar el producto para conseguir que la experiencia de nuestros usuarios al utilizarlo sea la mejor posible, e incluso conseguir que les encante nuestro producto 🙂

Pasos para llevar a cabo un test con usuarios

A continuación, os explicamos los 10 pasos que debemos seguir para llevar a cabo un test con usuarios de forma correcta y ¡sin olvidarnos de nada!

  1. Definir los objetivos
  2. Decidir el tipo de test
  3. Disponer del producto a testar
  4. Identificar los tipos de perfiles de usuario
  5. Diseñar las tareas y cuestiones
  6. Seleccionar y captar a los usuarios
  7. Preparar el espacio y los materiales
  8. Elaborar una prueba piloto
  9. Llevar a cabo el test
  10. Analizar los resultados y proponer mejoras

1. Definir los objetivos

Lo primero que tenemos que hacer es definir los objetivos que deseamos conseguir. Es necesario tener claro lo que queremos lograr con esta técnica para poder enfocar los siguientes pasos hacia esos objetivos. De lo contrario, podemos llevar a cabo tests que no nos aporten los resultados necesarios para mejorar nuestro producto.

2. Definir el tipo de test

Existen diferentes modalidades de tests con usuarios. Principalmente, podemos llevar a cabo un test presencial o un test en remoto. En este punto, debemos decidir cómo va a ser nuestro test, en función de lo que pretendemos alcanzar, nuestros recursos y el tipo de usuarios que van a participar, entre otras cosas.

Por lo general, nosotros llevamos a cabo tests con usuarios presenciales, ya que nos permite conocer lo que piensa el usuario, además de cómo lleva a cabo cada una de las tareas propuestas. Al estar con el usuario dirigiéndole durante el test, le vamos planteando preguntas y le animamos a pensar en voz alta para que nos explique porque hace determinadas acciones y qué opina al respecto. Además, antes y después del test también podemos aprovechar para hacer una pequeña entrevista que nos permita extraer más información del usuario y de su relación con el producto que estamos testando.

Por contra, los tests con usuarios en remoto nos permiten simular una situación más real, dado que el usuario se encuentra solo en su casa, por ejemplo, por lo que estará más tranquilo y llevará a cabo las tareas de una forma más realista aún. En este caso, es importante tener en cuenta que las instrucciones que se faciliten al usuario para llevar a cabo el test deben ser fácilmente comprensibles, dado que no dispone de una persona a la que plantear sus dudas.

3. Disponer del producto a testar

Para llevar a cabo los tests, por supuesto, debemos contar con el producto que deseamos testar. El producto puede ser de diferentes tipos: por ejemplo, podemos testar una web o aplicación en funcionamiento, en desarrollo o, incluso, unos simples prototipos o diseños, de mayor o menor nivel de fidelidad.

Dependiendo de la fase del proyecto en la que nos encontremos, de lo que queramos obtener y de los recursos con los que contemos, será mejor llevar a cabo la prueba con un tipo de producto u otro. Por ejemplo, llevar a cabo los tests en fases tempranas del proyecto, con prototipos, nos permite detectar debilidades y mejorarlas sin haber invertido aún tiempo ni recursos en la fase de desarrollo, lo que supone un ahorro notable para el proyecto. Por contra, realizar los tests con una web en producción, por ejemplo, nos permite testar el escenario real, el producto al que se van a enfrentar los usuarios en la vida real, por lo que los insights obtenidos serán mayores y más veraces.

4. Identificar los tipos de perfiles de usuario

Por lo general, es importante contar con una muestra representativa de los clientes reales o potenciales del producto para evitar obtener información sesgada. Para ello, deberemos de tener en cuenta múltiples características de nuestros usuarios, como el tipo y nivel de uso del producto, la edad, el género y su destreza tecnológica.

No obstante, también podemos encontrarnos con situaciones en las que sólo queramos obtener información de un tipo de perfil concreto, por lo que tendremos que encargarnos de identificar bien a este perfil para poder reclutarlo y obtener la información que deseamos.

5. Diseñar las tareas y cuestiones

Una parte fundamental del test son las tareas que se plantean realizar, por lo que debemos definirlas cuidadosamente. Para empezar, hay que detectar los puntos clave acerca de los que deseamos obtener información y formular una tarea sobre ello.

Es importante que las tareas estén bien formuladas, sean realistas y que sean fácilmente comprensibles por lo usuarios, pero no den pistas acerca de cómo se resuelve la tarea.

También debemos de tener en cuenta a la hora de plantear las tareas del test, que no deben de ser excesivas para no alargar demasiado el test. Deberemos de tener en cuenta la complejidad de las tareas y el tiempo necesario para resolver cada una de ellas.

Por otro lado, en esta fase también debemos plantear las preguntas que queremos formular a los usuarios, a modo entrevista o cuestionario, tanto antes, como durante y después del test.

6. Seleccionar y captar a los usuarios

Una vez que tenemos todo el plan del test definido y los perfiles con los que lo queremos realizar, es el momento de determinar el número de usuarios para proceder a su captación.

Hay estudios que demuestran que 5 participantes revelan el 85% de los problemas de usabilidad del producto que estamos testando. A partir de ahí, la cantidad de insights obtenidos crece muy levemente con cada usuario adicional, tal y como muestra el siguiente gráfico.

Por supuesto, el número de participantes dependerá del producto que vamos a testar y de la cantidad de perfiles diversos con los que vayamos a contar.

7. Preparar el espacio y los materiales

En este punto, lo primero que debemos hacer es escoger la herramienta con la que vamos a realizar los tests y registrar toda la información obtenida. Hay multitud de herramientas, os mencionamos algunas de ellas: Loop11, Lookback, UserZoom. Una vez tengamos la herramienta, deberemos montar el test en ella.

Por otro lado, debemos preparar el espacio en el que vamos a llevar a cabo los tests: un espacio libre de ruidos en el que se encontrarán el usuario y el moderador del test. También necesitaremos contar con un espacio para el observador que se encargará de registrar la información que está viendo en tiempo real.

Ambos espacios tendrán que estar equipados con todos los elementos necesarios para cada tipo de test: ordenador, móvil, cámara de vídeo, etc.

8. Elaborar una prueba piloto

Antes de lanzar el test, es necesario que hagamos una prueba piloto para comprobar que todo funciona correctamente y, en su defecto, poder corregir cualquier incidencia. Por el contrario, si se produce cualquier tipo de problema durante la realización de los tests reales, los resultados pueden verse afectados.

Esta prueba piloto la tendremos que realizar con una o dos personas ajenas al proyecto, para simular una situación lo más realista posible.

9. Llevar a cabo el test

¡Ya lo tenemos todo listo! Es el momento de realizar las sesiones de test.

Cuando llegue cada uno de los usuarios, es importante transmitirle tranquilidad y explicarle todo con detalle. Es probable que el usuario se encuentre algo nervioso ya que no sabe a lo que se enfrenta, por ello es importante que le hagamos sentir cómodo y le repitamos las veces que hagan falta que no les estamos evaluando a él/ella, sino al producto.

Durante la ejecución del test, es importante que el observador registre el máximo de información posible, aunque la sesión se esté grabando y podamos consultar la información posteriormente. En general, no sólo debemos prestar atención a lo que el usuario hace y dice, sino también a sus expresiones y gestos, que nos revelarán mucha información acerca de cómo se siente en cada momento.

Nuestra recomendación es que, además del moderador y observador, también esté presente algún miembro responsable del producto para que puedan ver de primera mano cómo los usuarios manejan su producto y los problemas que se encuentran.

10. Analizar los resultados y proponer mejoras

Por último, nos queda recopilar toda la información obtenida, analizar los resultados y extraer las debilidades detectadas. Ante estas, deberemos plantear nuestras propuestas de mejora con el fin de conseguir un producto que disfrute de una buena experiencia de usuario, que era nuestro objetivo final.

Consultoría en experiencia de usuario y usabilidad

El rediseño de una aplicación, web o servicio es una de las tareas más complejas para cualquier organización. Del buen rediseño de la misma dependerá en buen grado el éxito de la propia aplicación o web, medido siempre por el uso que de la misma dan los propios usuarios y empleados de las compañía.

Por todo ello, desde Hiberus Tecnología consideramos esencial trabajar cualquier proyecto digital desde el prisma de la Experiencia de Usuario.

¿Te ayudamos?

Un comentario

  1. Muchas gracias, buscaba información de test con usuarios pero, o estaba en inglés, o en castellano eran artículos muy cortos.
    De paso echo un vistazo al resto del blog 😉

    Gracias de nuevo

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

¡Contacta con nosotros!

¿ALGUNA DUDA?

Llámanos y nuestros expertos realizarán un asesoramiento personalizado sin compromiso

902 87 73 92

SOLICITAR INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios

Afirmo que he leido el aviso legal y acepto la Política de privacidad
Permito el tratamiento de mis datos personales con la finalidad informada