EmergentesQA

Pruebas de rendimiento de software: por qué son importantes

5 Mins de lectura

Conoce cómo podemos crear tu ecosistema de herramientas QA

La transformación digital ha tenido un impacto significativo en diversos ámbitos de la sociedad, incluyendo la comunicación, la educación, la industria, el entretenimiento, etc. La COVID-19 supuso un importante impulso en diferentes formas como trabajo remoto, educación en línea, comercio electrónico o salud digital.

Es prioritario, especialmente en aplicaciones Internet, donde la inmediatez y el tiempo de respuesta es vital, garantizar la fidelización del usuario y reducir su tasa de abandono.

En el mundo de las redes sociales y plataformas de streaming hay estudios de marketing que indican que tres segundos son suficientes para enganchar o no al consumidor. La inmediatez de Internet ha creado una cultura de gratificación instantánea y esperamos respuestas y resultados rápidos. Nuestro cerebro ya está programado para ello y generamos dopamina en tiempo récord.

Podría decirse que una persona puede asumir una anomalía en el diseño o un error que no sea bloqueante, pero, si la aplicación tarda en responder, se frustra. En consecuencia, abandonará la compra o buscará alternativas en la competencia con el daño que conlleva en la reputación de la marca, la pérdida de clientes y, por supuesto, con las consiguientes pérdidas económicas.

Dentro de este marco es fundamental un término que a todos nos puede resultar familiar, el rendimiento o el término en inglés performance. A priori un buen rendimiento nos lleva a pensar en un buen deportista o a un trabajador productivo, pero en el mundo tecnológico ¿a qué nos referimos cuando decimos que una aplicación tiene buen performance?

Desde el lado del cliente, usuario o consumidor, el buen performance se mide en la capacidad de respuesta, la agilidad y eficiencia con la que llevo a cabo la interacción. Comparando con el rendimiento del deportista, nos lleva a pensar en salud y buena forma. Esto que parece así de sencillo de explicar puede suponer un gran desafío para programadores, técnicos de sistemas, ingenieros de comunicaciones, administradores de bases de datos, ingenieros QA, business owners y un largo etcétera. Se deben alinear muchos interesados en un único objetivo común: validar que el sistema o producto cumple con las expectativas de negocio a nivel de rendimiento. Para ello cobran gran importancia las pruebas de rendimiento antes de la liberación de la aplicación y la monitorización del performance en entornos finales.

Tipos de pruebas de rendimiento de software

Algunos tipos comunes de pruebas de rendimiento que se pueden incluir en la estrategia QA para validar las diferentes prestaciones son:

  • Carga: verificar el correcto funcionamiento (funcional/no funcional) del sistema cuando se ve sometido a una carga de operaciones similar a la que se encontrará en el entorno productivo
  • Capacidad: establecer los límites operacionales del sistema y detectar los posibles cuellos de botella con el fin de anticipar un posible aumento de la capacidad
  • Estabilidad: verificar que no existe degradación en la respuesta del sistema cuando se le somete a periodos de funcionamiento prolongados en el tiempo con niveles de carga similares a los productivos.
  • Estrés: someter al sistema a niveles de carga superiores a los esperados o situaciones extraordinarias. Las empresas realizan pruebas de estrés antes de algunos eventos importantes como el Black Friday para comprobar el rendimiento de sus aplicaciones de comercio electrónico.
  • Regresión: el principal objetivo es verificar si existe un empeoramiento o una mejora en el rendimiento de una aplicación tras algún cambio en el software o en el entorno. Se basan en la comparación del resultado actual contra una línea base que mantiene el histórico de resultados de pruebas de prestaciones

Herramientas de Pruebas de Rendimiento

Existen múltiples herramientas para simular un escenario de carga sobre un aplicativo. A continuación, se detallan cuatro que son consideradas punteras:

  1. LoadRunner: es una de las herramientas de pruebas de rendimiento más utilizadas. Permite realizar pruebas de carga y pruebas de rendimiento en aplicaciones web y otros sistemas bajo carga. LoadRunner puede simular miles de usuarios concurrentes para poner a prueba la resistencia y la robustez de la aplicación bajo prueba y proporciona informes detallados para analizar el rendimiento de las aplicaciones clave.
  2. JMeter: es una herramienta de pruebas de rendimiento de código abierto que permite realizar pruebas de carga y medir el rendimiento. JMeter puede ser utilizado para probar el rendimiento tanto en aplicaciones estáticas como dinámicas. Puede simular una carga pesada en un servidor, red o aplicación para analizar el rendimiento general bajo diferentes tipos de carga.
  3. Gatling: es una potente herramienta de pruebas de rendimiento para aplicaciones web. Es conocida por su eficiencia y por permitir la creación rápida de pruebas sin necesidad de codificar. Además, es capaz de simular un gran número de usuarios concurrentes en un solo dispositivo operativo.
  4. WebLoad: es una herramienta de pruebas de rendimiento y de carga que permite probar el rendimiento de las aplicaciones web. WebLoad ofrece la posibilidad de crear scripts de prueba personalizados y proporciona análisis detallados del rendimiento

Monitorización Full-stack

Para una buena visión del performance de un sistema, además de las pruebas en un entorno previo a producción, lo apropiado es llevar a cabo monitorización full-stack, también conocida como monitorización de pila completa o end-to-end. Se refiere a la práctica de supervisar y recopilar datos sobre todos los componentes y capas de una aplicación o sistema. Esta técnica permite obtener una visión completa de cómo funciona una aplicación en su totalidad y ayuda a identificar problemas y optimizar el rendimiento en todos los niveles.

La monitorización full-stack implica supervisar tanto los aspectos visibles para los usuarios finales (frontend) como los aspectos detrás de escena que gestionan la lógica, el procesamiento y los datos (backend). Esto incluye:

  1. Frontend: la parte de la aplicación con la que los usuarios interactúan directamente. La monitorización del frontend implica supervisar la velocidad de carga de las páginas, la experiencia del usuario, los errores en el navegador, la renderización en diferentes dispositivos y navegadores, entre otros.
  2. Backend: la parte de la aplicación que maneja la lógica de negocio, el procesamiento de datos y la comunicación con la base de datos. Aquí, la monitorización implica supervisar los tiempos de respuesta de los servidores, los errores en el servidor, el rendimiento de las consultas a la base de datos, la disponibilidad de los servicios, etc.
  3. Infraestructura: la monitorización de la infraestructura involucra el seguimiento de los recursos en los que se ejecuta la aplicación, como servidores, redes, bases de datos y otros servicios. Esto incluye el uso de CPU, memoria, ancho de banda, latencia de red, entre otros.
  4. Aplicaciones de terceros: muchas aplicaciones dependen de servicios de terceros, como plataformas de análisis, proveedores de autenticación, servicios de pago, etc. La monitorización full-stack también abarca la supervisión de estos servicios externos para garantizar su disponibilidad y rendimiento.

La monitorización full-stack es crucial para asegurarse de que una aplicación esté funcionando correctamente y proporcionando una buena experiencia al usuario. Permite detectar problemas en cualquier nivel y tomar medidas proactivas para resolverlos antes de que afecten a los usuarios. Hay varias herramientas y soluciones disponibles para llevar a cabo la monitorización full-stack, que van desde herramientas de supervisión de rendimiento web hasta sistemas de administración de infraestructura y servicios de análisis de registros y métricas. Algunos ejemplos pueden ser Grafana, Amazon CloudWatch, Dynatrace, Datadog y un largo etcétera.

Desde hiberus te podemos ayudar a poner en marcha los mecanismos necesarios para medir el performance de tus sistemas, alineando el conocimiento técnico con las necesidades de negocio y de mercado, para cumplir el objetivo de garantizar la optimización del sofware, aumentando en velocidad, estabilidad y calidad. ¡Contacta con nuestros expertos en QA y estaremos encantados de asesorarte!

¿Quieres más información sobre nuestros servicios de QA?

Contacta con nuestro equipo de expertos en QA y Testing

    1 posts

    Sobre el autor
    QA Lead en hiberus
    Artículos
    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¡No te pierdas nada!

    Te mantenemos al dia de tendencias y novedades sobre el futuro del trabajo, formas de hacer crecer tu negocio, liderazgo digital y muchas cosas más..

    Newsletter