Banca y SegurosNext TechRetail

Web3 en el mundo crypto. ¿Qué es y por qué podría cambiar Internet?

3 Mins de lectura

Si ya estás familiarizado con el metaverso y la tecnología blockchain, seguro que entonces también has escuchado hablar de la Web3 o Web 3.0.

Aunque se trata de un concepto especialmente popular dentro de los círculos interesados por las criptomonedas y los NFT’s, la Web3 va mucho más allá.

Si quieres saberlo todo sobre esta nueva web, en qué consiste y por qué podría ser una revolución para Internet, no dejes de leer.

Qué es Web3

En pocas palabras, se trata de una nueva evolución de Internet.

  • A la web inicial se la denomina Web 1.0 y estaba basada en hiperenlaces. Durante la época de la Web 1.0, los usuarios eran solo consumidores de contenido y la web se consideraba solo “de lectura”.
  • En la web 2.0, la actual, el foco son las redes sociales. Es la era de la interactividad y los usuarios empiezan también a generar contenido propio, aunque sigue dependiendo de los servicios proporcionados por grandes compañías como Facebook, Amazon, Apple o Google. Se considera, de forma generalizada, que los usuarios pagan su uso de estos servicios en datos privados que las empresas pueden explotar y son ellas las que monetizan el contenido creado.
  • La web 3.0 o Web3 sería el siguiente paso en la evolución web y gira en torno a los tokens. Los tokens son unidades digitales que se emplean para intercambiar tecnologías blockchain.

El objetivo de la web3 es lograr una internet descentralizada en la que los programadores y los usuarios creen, moneticen y sean los dueños de los tokens. Sería, en opinión de los que apuestan por esta nueva evolución de la web, lo mejor de ambas versiones anteriores.

Cómo puede la Web3 cambiar Internet

Lo que la Web3 ofrece frente a la actual Web 2.0 se puede resumir en tres grandes cambios:

Mayor privacidad y seguridad

La ciberseguridad es un área de la que también se habla mucho. Como ya hemos comentado más arriba, en la actualidad está vastamente aceptado el hecho de que nuestros datos privados dejan de ser privados en el momento en el que hacemos click en un sitio web o nos descargamos una nueva aplicación. Empresas como Google y Facebook hacen copias de nuestros datos personales y, como usuarios, perdemos el control sobre cómo se usan. Lo que ofrece la Web3, al estar basada en tecnología blockchain, es un aumento de la privacidad y la posibilidad de mantener nuestros datos personales, privados y lejos de los ojos curiosos de las empresas y los hackers.

Internet descentralizada

La web3 no dependería de servidores centralizados, sino que se basaría en tecnología blockchain para movilizar la información a través de un gran número de equipos por todo el globo.

Esta característica tiene sus ventajas y sus desventajas. Por un lado, una red de internet descentralizada es mucho más difícil de tumbar porque es prácticamente imposible que se caigan todos los nodos de una misma red al mismo tiempo. Sin embargo, también implica que la velocidad de procesamiento será menor.

Se trata de encontrar el equilibrio entre obtener una red menos vulnerable pero más difícil de coordinar y por lo tanto más lenta.

Identidad y Reputación online

El empleo de blockchain tiene como resultado un mayor nivel de anonimato. Eso no es muy distinto a lo que sucede hoy en día. Creamos identidades digitales y todos esos datos se cargan en redes sociales y sitios web variados.

En este sentido, la diferencia entre la web3 y la web 2.0 es, una vez más, quién tiene el control de ese análisis de datos y sobre todo, de la visualización de datos. En el caso de la web3, el usuario estaría en posesión y control de los datos, algo que no sucede con la web 2.0.

La Web 3.0 en la actualidad

Aunque un internet totalmente descentralizado aún se encuentra muy lejos, en el horizonte, algunas de las tecnologías capaces de convertir la Web3 en una realidad ya se están desarrollando.

Por ejemplo, existe una versión descentralizada de Youtube. Se llama DTube y ya contiene videos que emplean blockchain tanto para su base de datos como para el sistema de pago.

También existe Ethereum, una red descentralizada en la que se pueden programar todo tipo de aplicaciones.

El principal reto de la Web3 ahora mismo, es la infraestructura. Ethereum, con todas sus ventajas, sigue siendo muy lenta. Por lo tanto, hará falta mucha investigación para mejorar el rendimiento de este tipo de redes.

Otro reto al que se enfrenta la Web3 es la experiencia de usuario. En la actualidad, emplear aplicaciones descentralizadas requiere ciertos conocimientos técnicos, software extra y muchos pasos añadidos.

 

A día de hoy, la Web3 está todavía en primeras fases de investigación y desarrollo. Es un concepto interesante pero todavía carece de lo necesario para llevarse a cabo. No obstante, sí que podemos encontrar ya aplicaciones descentralizadas dispuestas a hacerles la competencia las apps mainstream.

 

148 posts

Sobre el autor
En Hiberus trabajamos día a día para alcanzar tus objetivos. Sea cual sea tu proyecto, maximizamos tus resultados.
Artículos
Artículos relacionados
ActualidadIndustriaNext Tech

Las tendencias actuales y prospectiva futura en el QA software

4 Mins de lectura
Los últimos informes en torno al QA software incluyen conceptos habituales como la automatización, el Testing, Agile y Devops, pero también hacen…
Next TechSector Público

Caso de Éxito Volveremos App, +3.718 transacciones por hora de ayuda al comercio

5 Mins de lectura
Tras el éxito cosechado con ‘Volveremos’, el Ayuntamiento de Zaragoza vuelve a lanzar la campaña en 2022 con el objetivo de incentivar…
DigitalNext TechRetail

Todo lo que necesitas saber de TDD en 3 minutos

3 Mins de lectura
Cada cosa tiene su momento. Es por esto que en el mundo del desarrollo software existen diferentes metodologías de trabajo para definir…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.