12/03/2019 | Marian Cisterna | 58 Visitas

Lean Startup para convertir una idea en una StartUp

Ha llegado el momento.  Tienes una idea maravillosa que se ha convertido en un sueño que no te deja dormir… y, ¿por qué no? Puede ser la semilla de un negocio que te ayude a confeccionar una trayectoria profesional más que interesante.

¿Qué es lo que necesitas?

Los tres primeros ingredientes que no deben faltar son: información de primera mano, un buen asesoramiento y rodearte de especialistas que puedan pulir tu idea hasta sacarle el máximo rendimiento.

Hoy te proponemos que conozcas el Lean Startup, una metodología que está abarcando la mayor parte de las nuevas líneas de negocio y gracias a la cual la mayoría de los emprendedores han dado el salto.

¿Qué es una startup?

Este término se refiere a un proyecto empresarial en fase inicial y en un contexto impredecible que pretende ser escalable y repetible en el tiempo. Empresas como Facebook, Google, Airbnb o Uber se iniciaron como Startups e influyeron en otras empresas con esta mecánica de crecimiento.

Escalabilidad, el nutriente de la startup

Una idea es siempre genial sobre el papel, pero hay que darle forma y nutrirla para confirmar si efectivamente puede convertirse en una gran idea de negocio.  Es ahí donde entra uno de los pasos más importantes de la StartUp.  Para lograr que nuestro sueño deje de serlo y se convierta en realidad, se ha de integrar la tecnología apropiada y el asesoramiento continuado durante esta fase del proyecto.  Es el nutriente básico en este punto.

Crecimiento de una startup

Si hemos trabajado bien los dos pasos anteriores, lo natural sería que comenzáramos a ver como nuestra pequeña empresa da sus primeros pasos de desarrollo. Sin duda, para un emprendedor es uno de los momentos más emocionantes.

Contactar con usuarios interesados en nuestro producto o meta, medios de distribución adecuados que nos permitan llegar al mayor número de clientes, lograrán que los ingresos sean más rápidos y los gastos se reduzcan al mínimo.  No podemos olvidarnos en este punto de que el asesoramiento previo es fundamental para que nuestro trabajo de sus frutos.

A día de hoy, las StartUp son uno de los mayores intereses de los inversionistas. Sociedades financieras, bancos, aseguradoras e instituciones y sobretodo inversores particulares, sociedades inversionistas y Buisness Angels, estudian cada proyecto y logran ver de un modo práctico y sencillo cómo va a ser el negocio donde inviertan su dinero y logren mayor rentabilidad.

Insistimos que para que esto funcione no hay que saltarse ningún paso y que tu proyecto no se quede en la parte negativa de las estadísticas que indica que un alto porcentaje de los emprendedores fracasan.  Es necesario saber administrar las fuentes de asesoramiento y dejarse guiar por mentores y expertos en cada materia.

 

que es una startup

 

Rentabilidad para los inversores

Otro de los posibles resultados del crecimiento y el desarrollo positivo de una startup es la aparición de una o varias compañías de mayor tamaño interesadas en su compra, generalmente atraídas por su producto, por el talento de quienes la han fundado, su peculiaridad o por el interés que despiertan en los futuros clientes.

Las ventas totales o parciales son una suculenta porción de pastel para los accionistas iniciales, puesto que tienen la posibilidad de vender sus participaciones para salir del capital social de la empresa y ver así multiplicado el valor de su inversión.

Además, en el caso de que la venta sea parcial como la de tag along  otorga a los inversores iniciales la preferencia para vender sus participaciones antes que los emprendedores.

 

Metodología Lean Startup y producto mínimo variable

La metodología Lean Startup se centra en los procesos productivos y pone su atención en eliminar cualquier tipo de desperdicio (stocks intermedios en los procesos, por ejemplo). De este modo se consigue que se sume valor a la cadena de producción eliminando todo aquello que genere gastos innecesarios.

Otro punto fuerte de la metodología Lean StartUp es conocer bien tanto el riesgo como el éxito que puede despertar la nueva empresa en los clientes potenciales, así como conocer sus necesidades y demandas.  Esta sin duda es una de las mayores diferencias entre el método tradicional de sacar un nuevo proyecto al mercado y seguir todos los pasos del nuevo sistema de los que hemos hablado anteriormente.

En resumen:  dar protagonismo absoluto al cliente poniéndonos en su piel sumado a la práctica de reducir costes y tiempo sería parte de la estrategia de puesta en marcha.

Sin duda la metodología Lean Startup se ha convertido en el movimiento que está transformando la manera de concebir, fabricar y lanzar nuevos productos al mercado.

 

Desde Hiberus confiamos en cada uno de los proyectos que llegan a nuestras manos.  Escuchamos con atención a quienes nos cuentan su idea de negocio y los tratamos como si fueran nuestros.  Contamos con especialistas en todas las áreas y profesionales de largo recorrido que no solo saben hacer crecer una buena idea… ayudan a convertirla en realidad.

Haz crecer tu proyecto con asesoramiento, formación, acceso a contactos e inversión. Convierte tu idea en un modelo de negocio real. Acelera tu startup en fase de crecimiento. Descubre cómo te ayudamos en Hiberus Emprende

 

Creamos ecosistemas de innovación y emprendimiento

En Hiberus creemos en las personas como motor de la economía, por ello creamos espacios para apoyar el talento emprendedor y acelerar la creación y desarrollo de nuevos modelos de negocio en la era digital.

Creamos espacios para la innovación y la creación empresarial.

Te ayudamos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

¡Contacta con nosotros!

¿ALGUNA DUDA?

Llámanos y nuestros expertos realizarán un asesoramiento personalizado sin compromiso

902 87 73 92

SOLICITAR INFORMACIÓN

* Campos Obligatorios

Afirmo que he leido el aviso legal y acepto la Política de privacidad
Permito el tratamiento de mis datos personales con la finalidad informada