01/12/2019 | Javier Gonzalez Romero | 21 Visitas

Offshoring vs Nearshoring

En el contexto actual, todas las compañías desean desarrollar sus productos de la forma más eficiente. Se intenta explotar al máximo los recursos que tienen a su alcance, maximizando el retorno de la inversión y la calidad del producto resultante con el objetivo de diferenciarse de la competencia.

En este sentido, se plantea la problemática de qué hacer cuando se tiene una necesidad y no se dispone del expertise requerido para desarrollar dicha funcionalidad, en muchos casos, vital para la consecución de los objetivos estratégicos de la compañía. Una de las posibles respuestas a estos problemas, dentro del paradigma global en el que vivimos actualmente, es el partnership que viene a ser en la práctica un acuerdo de colaboración con un tercero que se compromete a cubrir con sus recursos esa necesidad que tiene la compañía contratante.

Modelos de colaboración con un partner tecnológico

Se abren entonces un abanico de circunstancias relevantes a la hora de seleccionar a este partner, como el que se encuentre en la misma ciudad o región, en otra ciudad o distinta región, en una país vecino, o en otro país geográficamente lejano.

El concepto de Nearshoring se asocia a colaboraciones con compañías localizadas en el mismo país en el que se encuentra la compañía necesitada del servicio. En ocasiones, esta definición se puede ampliar también a compañías en países limítrofes con vínculos culturales, mismo uso horario y, sobre todo, con el mismo idioma (o básicamente similar). El Offshoring en cambio se circunscribe a ámbitos de colaboración donde la compañía asociada desarrolla el objeto del acuerdo desde un país distinto al de la compañía contratante.

Cada opción aquí presentada tiene sus pros y contras, como suele ser habitual, y también una serie de condicionantes que hay que tener muy en cuenta a la hora de decantarse por una u otra opción.

 

OffshoringNearshoring
PROSMayor variedad para la selección de partnersMayor facilidad de integracion en equipos mixtos
Costes reducidosMenor esfuerzo de coordinacion
Mayor facilidad de integracion en proyectos internacionalesFormas de trabajo y metodologías similares
CONTRASDiferencias culturalesExpertise más limitado
IdiomaLimitaciones en proyectos internacionales
Diferentes husos horarios
Dificultad de integracion y coordinacion

Nearshoring

El Nearshoring, por ejemplo, requiere de unas políticas de comunicación claras y precisas definidas a priori. Habitualmente no se suele tener visibilidad desde los equipos de la compañía matriz sobre los equipos nearshore, por lo que la comunicación se suele articular a través de intermediarios o coordinadores. Por esta razón, para un correcto desempeño, se hace imprescindible la implantación de un sistema de comunicación que defina los canales de comunicación, los tipos de comunicaciones a realizar por estos canales, los objetos de comunicaciones o el tipo de información a comunicar, etc. También resulta primordial el disponer de una estructura de escalamiento y políticas precisas para la gestión de problemas y conflictos, que resultan muy necesarias cuando la posibilidad de descoordinación o malas interpretaciones se acentúa por la distancia. Cuando existen dependencias entre equipos on-site y nearshore, resulta interesante disponer adicionalmente de un adecuado seguimiento de tareas comunes o con interdependencias entre equipos, a través de referentes  con visibilidad en ambos lados, que puedan facilitar la resolución de los conflictos que pudieran surgir.

Offshoring

El Offshoring acentúa la necesidad de una política de comunicaciones muy trabajada. Las diferencias culturales, diferentes husos horarios y diferente idioma dificulta sobremanera la correcta coordinación con los equipos deslocalizados. Por esta razón, los equipos offshore necesitan centrarse en funciones independientes o con muy baja dependencia sobre tareas desarrolladas por equipos on-site. La mejor manera de trabajar con equipos offshore es a través de un reporting periódico trabajado sobre planificaciones establecidas para el desarrollo de las funciones contratadas, minimizando la necesidad de coordinación e independizando el trabajo offshore respecto al resto de equipos.

Diferencias entre Nearshore vs Offshore

Como decía anteriormente y es una obviedad, existen pros y contras en ambas alternativas. Más allá de en qué consisten estos pros y contras, mi experiencia con ambas soluciones me ha aportado una visión muy cercana de las posibles consecuencias derivadas de una elección equivocada. Por ejemplo, en un proyecto multinacional, cuando el cliente se encuentra en otro país, la elección de una compañía nearshore podría no ser la mejor elección. En cambio, una compañía offshore en el mismo país que el cliente final, o con idioma común, cultura similar o integrada dentro de las culturas locales del país cliente, podría facilitar mucho el desarrollo del proyecto asumiendo, por ejemplo, las comunicaciones con el cliente entre una de las funciones delegadas. También me he visto en la situación de que en un proyecto concreto, debido a su complejidad, surgió la necesidad de gestionar un programa de pruebas de validación de cliente usando recursos externos (en gran número).

El objeto de esta necesidad se podría haber cubierto con una compañía nearshore, que habría sido mas adecuada desde una perspectiva de facilidad de coordinación y comunicación. Pero en este caso, el factor determinante resultó en que el expertise diferencial requerido por el cliente se encontraba en otro país, y se evaluó que el valor aportado por esta compañía compensaba sobradamente los problemas que podrían acarrear las diferencias culturales, de idioma o por la diferencia horaria. Con todo esto, a donde quiero llegar finalmente es que no se pueden aplicar criterios de selección monolíticos basados en pros-contras teóricos. Cada proyecto es un mundo, y hay que hilar muy fino para alinear las decisiones con los criterios establecidos por el proyecto y/o el cliente.

¿Qué es mejor Nearshore o Offshore?

A modo de resumen, el nearshore y el offshore son soluciones muy válidas para resolver las necesidades surgidas en un contrato, cuando la compañía contratada por el cliente no puede cubrir con recursos o conocimiento propio dichas necesidades. La elección adecuada no será lineal, sino que dependerá de la casuística de la propia necesidad, de los requerimientos del cliente y de la compañía proveedora del servicio. Nadie dijo que esto fuera sencillo …😉

 

Hiberus se ha posicionado como el mejor proveedor de servicios IT en términos de “calidad-precio”, contamos con condiciones idóneas y ventajas únicas para la externalización de servicios y procesos de IT. Si quieres que nos convirtamos en tu partner tecnológico nearshoring, no dudes en contactarnos.

Somos líderes de outsourcing en el Valle del Ebro.

en Hiberus Desarrollo y Outsourcing tenemos 15 años de experiencia y hemos gestionado más de 1000 aplicaciones.

¿Te ayudamos?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

¡Contacta con nosotros!

¿ALGUNA DUDA?

Llámanos y nuestros expertos realizarán un asesoramiento personalizado sin compromiso

902 87 73 92

SOLICITAR INFORMACIÓN





Afirmo que he leido el aviso legal y acepto la Política de privacidad

Permito el tratamiento de mis datos personales con la finalidad informada