Tecnología para Integradoras – Broilers: ¿Conducimos mirando el espejo retrovisor o anticipándonos a la carretera?

Ignacio Anguiano | 16/12/2019 | 77 Visitas


Este concepto de conducir mirando el espejo retrovisor se lleva utilizando desde los años 90 del siglo pasado, sin embargo sigue vigente en muchos aspectos de la gestión. Básicamente hace referencia a cuando la gestión se basa en “hacer las cosas como siempre y mirar los resultados pasado un tiempo”. Si los resultados no son malos, en general, se sigue trabajando de la misma manera y si los resultados son malos se empiezan a buscar las causas y soluciones. Una vez resuelta la desviación específica todo vuelve a la normalidad.

“Gestionar anticipándose a la carretera” supone decidir, antes de iniciar el viaje, dónde quiero ir y cómo quiero llegar, supone planificar la ruta para elegir el itinerario que más se ajusta a mi vehículo y mi forma de conducir, supone estar pendiente de avisos de situaciones en las carretas y buscar alternativas si hace falta, y supone seguir de forma continua el avance y compararlo con lo planificado.

Evidentemente, planificar el viaje conlleva más trabajo y esfuerzo y podría ser que si voy siempre por la misma carretera, al mismo sitio, sobre la misma hora,… siempre todo igual…en ese caso, quizás no merezca la pena el esfuerzo de anticiparme por el beneficio a obtener.

La complejidad del sector agroalimentario: los broilers

Lamentablemente, parece que en el sector agroalimentario el viaje se ha ido complicando, se ha vuelto un entorno en consolidación, más exigente y competitivo y si hablamos de integradoras (broilers) supone coordinar una flota de vehículos distintos hacia distintos destinos que cambian en el tiempo.

Las integradoras (Broilers) tienen una capacidad financiera que les ha permitido integrar procesos verticales y comunes (por ejemplo, la fabricación de piensos, suministros, etc.) y obtener importantes economías de escala. Sin embargo, precisan de dos ámbitos fundamentales de gestión empresarial para lograr su máxima competitividad.

  1. El primero es disponer de información de seguimiento y control de cada uno de sus operaciones y granjas, así como de visión consolidada. Este punto suele estar resuelto en mayor o menor medida, con un ERP (Enterprise Resource Planning) con enfoque de venta y contabilidad más o menos adaptado a las operaciones verticales de las granjas y de la integradora. Es importante, pero aporta información de lo que ha pasado, de “espejo retrovisor”.
  2. El segundo es poder implantar la estrategia que se defina. Esta estrategia conllevará decisiones sobre los diferentes productos y su imagen de marca en el mercado (propuesta de valor y calidad); zonas geográficas, canales, clientes y volúmenes; ventas y márgenes, diferenciación de la competencia, etc. También puede ocurrir que tengamos que reaccionar ante un cambio de mercado o entrada de un competidor extranjero o cambios normativos o necesidad de internacionalización (mercado y/o producción).

Si tenemos en cuenta que hablamos de productos agroalimentarios, en los que implantar este tipo de decisiones afectan a todo el ciclo de vida (desde las razas, alimentación, características de las granjas, producción, clasificación, despiece, envasado, expedición, …), y si le añadimos que hemos de gestionar distintas bases de operaciones (granjas y centros) con características y producciones distintas de forma alineada….. no podemos implantar la estrategia o reaccionar ante cambios “mirando el espejo retrovisor”. Necesitamos ir por delante, Planificar, Programar, Anticipar, establecer Objetivos a priori, Alertas de cumplimiento a Tiempo Real y revisar continuadamente qué ocurre para seguir o tomar decisiones. Una condición necesaria para conseguirlo es tener información continua y de detalle de las operaciones y procesos, es decir información “vertical” que posteriormente consolidamos en información conjunta y global (“horizontal”).

En Hiberus Agro, llevamos más de 20 años trabajando en soluciones Verticales para la industria agroalimentaria, entre ellas tenemos una específica para Integradoras (Broilers), y seguimos evolucionando. Son soluciones MES (Management Execution Systems) que permiten conocer el estado actual, tomar decisiones para implantar la estrategia definida y seguir el cumplimiento de la misma. Así mismo, se integran con los ERPs para aportar esa visión Horizontal y confirmar la estrategia a nivel de grupo.

Nuestras soluciones permiten pasar a conducir anticipándonos a la carretera, eligiendo los destinos y cómo queremos llegar a ellos, y permitiendo ajustar la ruta ante cambios o eventos inesperados.

En Hiberus Agro apostamos por soluciones tecnológicas para el sector agroalimentario, capaces de ayudar a implantar la estrategia definida y seguirla en todo momento. La integración con ERPs es necesaria, como integración para visión “horizontal”, pero desde nuestra experiencia, la gestión estratégica en el sector agroalimentario, precisa de soluciones “verticales” para el sector.

 

Desde nuestra experiencia en Hiberus Agro, la gestión estratégica en el sector agroalimentario, precisa de soluciones “verticales” para el sector.

En Hiberus Agro apostamos por soluciones verticales para el sector agroalimentario, capaces de ayudar a implantar la estrategia definida y seguirla en todo momento.

¿Te ayudamos?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

¡Contacta con nosotros!

¿ALGUNA DUDA?

Llámanos y nuestros expertos realizarán un asesoramiento personalizado sin compromiso

902 87 73 92

SOLICITAR INFORMACIÓN





* Campos Obligatorios

Afirmo que he leido el aviso legal y acepto la Política de privacidad
Permito el tratamiento de mis datos personales con la finalidad informada