Digital

¿Cómo interpretar un mapa de calor?

4 Mins de lectura

Posiblemente ya sepas qué son los mapas de calor y por qué hay que utilizarlos, pero quieras aprender a interpretar un mapa de calor para exprimir toda la información que te ofrecen y ajustar así el diseño de la web en función de las necesidades de los usuarios.

Antes de entrar en materia vamos a hacer un breve recordatorio de qué es un mapa de calor.

¿Qué es un mapa de calor?

Los mapas de calor o heatmaps son representaciones gráficas que muestran cómo se comportan tus usuarios en tiempo real y te ayudan a comprender el porqué de los datos de tu sitio web. Estos valores se ven reflejados mediante una gama de colores cálidos y fríos que aluden a la atención del usuario.

Hasta aquí la explicación breve y teórica, pero ¿cómo interpretar un mapa de calor? A continuación, te explicamos cuáles son los objetivos, cuál es el significado de los colores del mapa de calor y cuántos tipos puedes encontrar.

¿Cómo interpretar un mapa de calor?

Si quieres saber cómo interpretar un mapa de calor, es importante entender primero cuáles son los objetivos que se buscan con esta herramienta para después darle una coherencia a las implementaciones que realices.

OBJETIVOS DE LOS MAPAS DE CALOR

  • Averiguar cuáles son los elementos o espacios más visibles de nuestra web
  • Detectar fallos en el diseño web (y mejorar su funcionalidad)
  • Comprobar si las llamadas a la acción están obteniendo resultados
  • Valorar cuáles son los mejores sitios para incluir publicidad

SIGNIFICADO DE LOS COLORES DEL MAPA DE CALOR

En los mapas de calor se emplean una gama de colores cálidos y fríos que indican respectivamente las zonas de mayor y menor interés para el usuario:

  • Los colores cálidos (rojo, naranja y amarillo) muestran los elementos y espacios en los que los usuarios interactúan o prestan atención al contenido de la web.
  • Los colores fríos (azul y verde), por el contrario, señalan aquellos lugares donde los usuarios apenas han interactuado con el contenido o a los que no han dirigido su atención.

Gracias a los mapas de calor podemos comprender visualmente cómo se comportan nuestros usuarios: dónde se mueven, dónde hacen clic y a qué partes de la página web prestan más atención. Esta información nos ayudará a mejorar la funcionalidad de nuestro sitio web.

No obstante, para medir de manera efectiva este comportamiento es fundamental no solo determinar unos objetivos comerciales, sino complementar esta información con otros datos relevantes que te ofrecen las herramientas de análisis web o algunas de las métricas SEO, como el número de visitas, la tasa de rebote, el tiempo de navegación, las páginas que han sido visitadas…

Tipos de mapas de calor

El último punto para saber cómo interpretar un mapa de calor es conocer los tres tipos de mapas de calor que existen.

Mapas de interacción o de clics

Es un modelo de mapa que muestra el resultado del comportamiento de los usuarios siguiendo los clics que realiza. Todos aquellos elementos que llamen a la interacción (botones, filtros, imágenes…) o espacios sin elementos revelarán cómo ha interactuado el usuario con la página web.

Se trata del mapa de calor más frecuente y el más utilizado para analizar el comportamiento de los usuarios, sobre todo en plataformas de ecommerce en las que el objetivo es maximizar la cantidad de clics de los botones tipo CTA que llevan a la compra de un producto o a la consulta de una oferta determinada. Gracias a estos mapas, además, podemos conocer la ruta de navegación del usuario hasta la compra y los banners que generan más interés.

Por otro lado, los mapas de interacción son muy útiles para descubrir qué partes de la web hay que optimizar y cuáles funcionan correctamente. Por ejemplo, si hay una imagen en una página web que recibe muchos clics pero no está vinculada a ninguna URL, quizás sería interesante enlazarla a algún recurso de interés.

Mapas de movimiento de ratón

En este tipo de mapas los datos no son tan exactos como en los anteriores porque los resultados se obtienen a través de los cambios de posición del cursor del ratón o del touchpad. Sin darnos cuenta, utilizamos el cursor como si fuera una extensión de nuestros ojos y la herramienta lo interpreta como un indicador para descubrir en qué parte de la página permanecen más tiempo los usuarios.

Mapas de scroll o desplazamiento

Los datos que se muestran en este tipo de mapa se aprecian mejor en las versiones móvil y corresponden al desplazamiento de scroll que ha realizado el usuario. Indican los lugares de la página donde se ha realizado más o menos scroll.

Son interesantes para saber hasta qué punto bajan los usuarios en una página web. Por ese motivo, conviene utilizarlos en páginas web muy largas para averiguar si llegan a leer hasta el final. Normalmente, los usuarios no suelen hacer scroll hasta abajo, por eso conviene poner el contenido más relevante en la parte superior.

Aunque estos mapas no presentan una fiabilidad del 100%, es importante considerarlos para un análisis del comportamiento sobre el sitio web y trabajar sobre la interfaz de usuario (UI), la experiencia de usuario (UX) o la optimización del ratio de conversión (CRO).

Los mapas de calor tienden a mostrar una forma con la letra F o Z, que corresponde al patrón de lectura que realiza un usuario en un sitio web. Según técnicas de eye tracking, que miden el seguimiento del ojo al visualizar una página, el patrón que más se repite es el F y denota que los usuarios escanean de izquierda a derecha la parte superior de la página, vuelven al punto de partida para escanear de arriba a abajo la parte izquierda y con un breve vistazo escanea en la parte central si algo les llama la atención.

 

¿Necesitas mejorar el diseño web en función del comportamiento de tus usuarios? En Hiberus Digital contamos con un equipo especializado en proyectos UX y CRO que te ayudará a optimizar la experiencia de usuario y a detectar oportunidades en tu proyecto digital. ¡Queremos conocerte!

21 posts

Sobre el autor
Periodista y Seo Analyst en el equipo Hiberus Search.
Artículos

OPTIMIZA LA EXPERIENCIA DE USUARIO

Mejora el diseño web en función del comportamiento de tus usuarios con la ayuda de nuestro equipo especializado en UX y CRO para ofrecer una óptima experiencia de usuario.

Artículos relacionados
Digital

Las 6 fases de un proyecto de CRO

5 Mins de lectura
En anteriores artículos abordamos el concepto de CRO, una estrategia clave para el marketing online que busca maximizar la conversión de usuarios…
DigitalNext Tech

Aumenta la productividad en Power BI con Tabular Editor

5 Mins de lectura
Tabular Editor es una herramienta externa de Power BI que facilita el desarrollo del modelo y la construcción de medidas DAX, permite crear…
DigitalNext TechSomosHiberus

Caso de éxito: mejoramos la experiencia de usuario del ecosistema digital de EduCaixa

3 Mins de lectura
EduCaixa es la plataforma educativa de Fundación “La Caixa” dirigida al profesorado, a los equipos directivos de las escuelas y al alumnado….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.